Las ocho reglas de oro para cuidar los zapatos



Salvatore Ferragamo con una larga tradición en la fabricación de zapatos propone 8 reglas indispensables para el cuidado del calzado.

1. Un par de zapatos nuevos nunca deben ser usados por muchas horas consecutivas. Una vez los pies están completamente acostumbrados a los zapatos, puede empezar a usarlos todo el día.

2. Nunca use el mismo par de zapatos dos días consecutivos, déjelos descansar por al menos un día antes de usarlos de nuevo.

3. Siempre utilice un calzador al ponerse los zapatos.

4. Antes de quitarse un zapato de amarrar, suelte los cordones completamente para que el zapato salga con mas facilidad.

5. Una vez se que ha quitado los zapatos, inserte la horma hecha a la medida.


6. La horma también debe ser usada cuando los zapatos se han mojado debido a la lluvia o la nieve. En este caso, los zapatos no deben ser puestos sobre la suelo, sino sobre el lado, y dejar secar por un día entero.

7. Cada vez que utilice un par de zapatos estos deben ser limpiador y polichados(lustrados), incluso si todavía se ven brillantes.

8. Cada vez que un par de zapatos no han sido usados por un tiempo, cúbralos con una capa ligera de lustre(pasta) de zapatos, guárdelos en la bolsa de tela proveída por el fabricante y guárdelos con las suelas hacia abajo en su caja.